Juanjo Fotografo

La Sesión de Elena

Pensar en lo que éramos o en lo que queremos llegar a ser.
Lo que ganamos o dejamos atrás…
Cuanto cambia nuestra manera de ver el mundo y la percepción del mismo. Mientras pasa delante nuestra.
Nuevos criterios o prioridades; los deseos, los sueños renovados.
A cada paso, nuestro andar se vuelve más firme y seguro.
Más conscientes de lo efímero, el valor del tiempo se antoja cada vez mayor.
Y sí, el tiempo pasa y con él, nuestra Elena se nos hace mayor.
Cuando todavía nos parece que fue ayer que cabía entre nuestras manos.
Me encuentro con una persona maravillosa, llena de vida y amor.
Probablemente debido al contagio constante de sus padres.
Tiene un andar firme y seguro.
Con su cabeza bien alta, su vista escudriña el futuro.
Un futuro que todos quisiéramos compartir.
Hace mucho que la conozco, toda una vida para ella.
Y, de tarde en tarde, aun nos dejamos sorprender por sus visitas.
Haciéndonos partícipes de risas, ruegos y preguntas. Y alguna que otra amonestación.
En estas sencillas fotos, podréis ver cuanto se la puede llegar a querer.
El sistema es bien sencillo, nos lo dijo una vez el Principito: “Solo se ve bien con el corazón…”
La belleza exterior es solo un reflejo de lo que alberga en su interior, “Lo esencial es invisible a los ojos”.
Gracias Elena. Gracias por tu paciencia y coraje, por tu tiempo y energías. Por la claridad y el cariño. Y por tus maravillosos padres.

Gracias. Reme y Juanjo.

ElenaLN_CenefaCajaElenaLN9177cElenaLN9291cElenaLN_6ElenaLN_7ElenaLN_8ElenaLN_2