La Historia de COMUNICA.dk

Repasando el otro día unas imágenes de un cliente, me encontré con estas fotos. Fotos con algo más de dos o puede que tres años. Mirándolas, me quedé con la sensación de que no fuesen mías. La frescura y la espontaneidad que brotan de ellas es como si me resultasen desconocidas. Según dice Reme, es el precio que tenemos que pagar en el día a día, donde lo que importa es hacer frente a las facturas. Recuerdo las palabras de Tina, gerente de COMUNICA.dk, cuando me decía que el valor más importante de su empresa es el humano. En contraposición con lo que últimamente podemos vivir viendo cualquier telediario o simplemente echándonos a la calle.
Pero de todo esto, me quiero quedar con ese momento de claridad, con la fortuna que tuve de poder realizarme en un trabajo tan especial, donde lo primordial era el valor humano de una empresa. Con la sencilla alegría de unas imágenes, de un grupo de personas que crecen juntos día a día y que, al mismo tiempo, hacen crecer a su propia empresa… El valor de lo humano.
El tiempo, algunas veces, juega en nuestra contra. Y estas imágenes que le fueron arrebatadas durante la convivencia de este grupo tan singular de personas, que me otorgaron la opción y el privilegio de poderlas fotografiar; se quedaron ahí. Estas fotos huérfanas de padre, cumplieron unos objetivos impuestos por el cliente; pero ahora viéndolas, me planteo si hubiesen podido aspirar a algo más; si son o no son dignas de ser expuestas… El tiempo pasa y mi mente fluye con él; mis ojos se fijaron en otros horizontes, en otras expectativas. El significado que encierran estas imágenes atrapadas, es aún mayor que cuando las concebí; y siento una inmensa alegría cuando pienso en que de alguna manera se desprendieron de mí para tener una vida propia. Siento una mayor paz interior cuando creo que he hecho algo de justicia al traerlas aquí ante vosotros; que como si de una premiere se tratase, ellas, se han “vestido” con sus mejores galas: con la sencillez y la simplicidad, con la elegancia y la alegría, con la complicidad y el amor.
Quisiera dar las gracias a Tina de COMUNICA.dk por sus palabras y por la oportunidad única de permitirme hacer algo así. Verdaderamente, existen personas que tocan a otras y que hacen que todo crezca -cual flor- alrededor suya. Gracias Tina.
Y tan importante como Tina es todo su staff, ellos son el verdadero fruto de los esfuerzos y desvelos, los auténticos protagonistas de esta historia. Gracias.
Como el agua clara y cristalina de un manantial, así de limpio sin más; aquí os dejo a la sombra de estas sencillas y sinceras fotografías.
Que las disfrutéis.
Juanjo

Comunica1661Comunica1677bComunica1467Comunica1502 Comunica1569 Comunica1857 Comunica1763 Comunica1720 Comunica1655 Comunica1635Comunica1759 Comunica1707 Comunica1620 Comunica1598 Comunica1478Comunica1663Comunica1786b

Ser Campeón

¿Qué distingue al campeón del perdedor?.
¿Cual es su mérito?.
¿Qué es lo que hace que encuentres el camino?.
¿Donde está el fondo, de donde nace el porqué de las cosas?.
¿A quien puede abrazarse en su larga soledad?.
Allá arriba.
¿Por qué tengo que ser lo que soy?.
¿Quien o qué dijo que así fuese?.
¿Y donde está esa meta?.
Bajo el agua fría y oscura busco un resquicio de luz, que me diga adonde está la superficie.
Mientras aguanto la respiración e intento ralentizar mi corazón.
Como si fuese mejor no tenerlo.
¿A donde fue la suerte?.
La llaman “la suerte del campeón”… ¿Alguien la ha visto?
Saldré para llegar, saldré porque necesito llegar.
Para abrazarme a tí en mi noche oscura.
Para poder pensar que por un instante no tengo que ganar.
Para saber, con toda certeza, que mi suerte eres tú.

Juanjo

Cuatro Meses Con Chispa

Hola Juanjo y Reme.

Antes de nada deciros que me habéis hecho muy feliz por regalarme las fotos de Nina. No tengo palabras para agradeceros ese gesto tan bonito que habéis tenido conmigo, ya sabéis lo especial que ha sido Nina para mi y no he podido evitar emocionarme… Muchas gracias.

Bueno ahora os voy a contar un poco la historia de chispa. Ella llego al refugio “Galgos en familia” porque habitualmente Vera, que es la fundadora de nuestro refugio, rescata los galgos de la perrera Paraíso que, después de la época de caza, está a tope de galgos abandonados. Desgraciadamente aquí en España, la vida de un galgo de caza es muy corta y cuando cumplen los dos años de edad, los cazadores ya quieren cambiar el galgo “viejo” por uno mas joven. Es por ello que, los cazadores más considerados, los llevan a la perrera y los que no llegan a tanto les pegan un tiro o les cortan medio cuello para quitarles el chip con el fin de abandonarlos en cualquier sitio y a su suerte… En fin ya sabéis como va el tema, llegan desnutridos, asustados, con heridas en las patas de tenerlos en zulos sin apenas poderse mover, etc, etc.

Chispa llegó mas o menos bien, delgada y con muchas heridas, se habituó pronto al refugio y en cuanto estuvo mas recuperada se castró. Todos los galgos que salen en adopción son castrados, vacunados y con su chip. No sabemos muy bien por qué, tal vez porque era negra… Que no se llevaba muy bien con algunos galgos del refugio y en un par de ocasiones fue atacada por sus mismos compañeros. Era la “pupas” y para colmo como era muy juguetona, en uno de sus juegos saltó una de las vallas del refugio con la mala fortuna de que se le quedó la pata enganchada en la misma, además de que al caer al suelo se rajó toda la pata. Los voluntarios tuvieron que ir corriendo de urgencia al veterinario y darle bastantes puntos ya que, incluso, se le podía ver hasta el hueso. Todos los días le hacíamos las curas pero aún así, la herida se le abría una y otra vez porque, cuando los voluntarios no estábamos allí, ella no podía evitar tocarse la herida.  Una mañana, encontramos que se había destrozado la pata con el collar isabelino que le dejábamos puesto por la noche; además, tenía todo su chenil lleno de sangre. Así que ante esta situación y viendo que no mejoraba, decidí llevármela a casa para poder vigilarla y curarla diariamente; vamos que me planteé ser casa de acogida para ella: una labor muy bonita a la vez que muy dura porque sabes que, tarde o temprano, cuando tanto sus heridas físicas como psíquicas se curen, saldrá en adopción y tendrás que despedirte de ese perro para entregárselo a su adoptante.

La primera semana pasé todas las noches con ella en el sofá, para que no se chupara constantemente su herida; cuando la sentía lamerse encendía la luz y la acariciaba para que no se tocara. Todos los días durante 15 días le hacía sus curas hasta que, por fin, le quitaron los puntos. Chispa ya estaba lista para volver al refugio; pero me vi incapaz, después de casi un mes durmiendo calentita enfrente de la chimenea, de devolverla al refugio. Lo que es sentirse querido… Le cambió su pelaje a ese negro y precioso color azabache, creciéndole y cubriendo por completo todas sus heridas. Dio un cambio tremendo, así que de mutuo acuerdo junto con Vera, decidimos que solo saldría de mi casa para irse a un nuevo hogar donde recibiera al menos tanto cariño como el que ya recibía.

Era una más… Nos la llevamos a una casita rural unos días, a la playa, sus paseos, sus “comiditas güenas”… Ja ja ja… Sus ojitos se llenaban de chispa y alegría cuando me veía entrar por la puerta. Así estuvo chispa entre nosotros, conociendo un amor verdadero y ella regalándome su incondicional cariño. Hasta que a los cuatro meses de tenerla nos llegó una solicitud de adopción procedente de una familia de Holanda. Por suerte trabajamos mucho con países como Holanda, Bélgica, Francia y hasta EEUU.

Se hizo una visita de pre-adopción a su futura familia saliendo apta para ello; así que se le buscó un vuelo, estando conmigo hasta el día en que la lleve al aeropuerto y la dejé en ese transportín gigante para que empezara su nueva vida, allí en Holanda.

Me costó mucho desprenderme de ella pero ahora sé que es feliz allí, esta es la importancia que tiene la labor de ser “casa de acogida”, pero ya me conocéis… Mi vida es un poco así.

Bueno pues esa es mi historia, le hice un video que os adjunto y que espero que os guste.

Virginia

VirginiaDani9384cVirginiaDani9409cVirginiaDani9438c

Querida Virginia.

Gracias por tus palabras. Verdaderamente, Chispa tuvo mucha suerte de teneos. Tal y como hablamos, publico aquí tu email acompañado por las fotos de vuestra sesión. A parte de su recuerdo, aún nos queda estas imágenes robadas al tiempo que espero que sirvan, además, para concienciar un poquito más a la gente sobre este problema de abandono de mascotas; que unos más que otros lo sufrimos y compartimos. Estos seres llegan a ser un autentico tesoro para todos los afortunados que tenemos la suerte de saberlos apreciar.

Recibe un fuerte abrazo y un enorme beso para todos.

Juanjo y Reme.